• No hay productos en el carrito.
Tienda Tienda

Blog

El blog del Menuario

16/1/2018

Método Montessori: refuerzo de la autonomía, la curiosidad y el aprendizaje auto dirigido

Compartir: Facebook / Twitter
20180115_montessoriFoto Aaron Burden
Seguro que escucháis a menudo hablar sobre el método Montessori, un tema actual y reivindicado por muchas escuelas, educadores y psicólogos. También es habitual encontrar materiales en tiendas, páginas web e incluso escuelas que desarrollan este método educativo. ¿Sabes cuáles son las claves en las que se basa este método?

El método se basa en la idea de que los niños “absorben” como una esponja, es decir, poseen, desde antes de nacer, de unas directrices para el desarrollo psíquico. Lo que caracteriza este sistema educativo es el refuerzo de la autonomía, la curiosidad, y el aprendizaje auto dirigido. Para ello son muy importantes los siguientes elementos:

 

  1. La autodeterminación, la libertad limitada y la actividad espontánea.
  2. El enfoque integral del niño. Se trata de una educación dirigida por ellos mismos.
  3. Ambiente estructurado o preparado, lo cual significa, que todo aquello que lo rodea debe servir de apoyo para este aprendizaje, permitiendo la autosuficiencia y la independencia.
  4. Materiales preparados para el desarrollo cognitivo. Los niños son libres de escoger el material que quieren descubrir guiándose así por sus propios intereses e inquietudes, de esta manera se cultiva el deseo natural de aprender.

 

Una vez expuestos los elementos principales podemos realizar un pequeño resumen de las características o singularidades respecto otros métodos educativos:

 

  1. – Los grupos con los que se trabaja son de diferentes edades. El método Montessori fomenta la cooperación de “grandes” y “pequeños” creando así una relación de retroalimentación.
  2. Libre elección de la actividad a realizar dentro de las expuestas.
  3. – Educación en la cooperación.
  4. – Se enfatiza las estructuras cognoscitivas y el desarrollo social de los niños.
  5. – Adaptación al estilo y tempo de aprendizaje de cada niño o niña a través de la enseñanza individualizada.
  6. No existe el “castigo”, el error o la equivocación. Se introduce y valora como una parte del aprendizaje.
  7. – La figura del guía / facilitador se basa en potenciar, desafiar o proponer novedades siempre desde una perspectiva de observación y refuerzo individualizado.

 

 

Si queréis saber más sobre el método Montessori os recomendamos la lectura de algunos blogs:

 

https://familiasenruta.com/fnr-crianza/educacion/metodo-montessori/

http://3macarrons.com/waldorf-y-montessori/

http://blog.tiching.com/metodo-montessori-ejemplo-educacion-la-cooperacion/

https://www.espaciologopedico.com/articulos/articulos2.php?Id_articulo=196

Compartir: Facebook / Twitter